(662) 213 6926 / (044) 6622 00 00 72 dirección@urbecapital.com.mx

APUNTES SOBRE LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

APUNTES SOBRE LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

La tecnología, como sabemos, juega un papel importante en todos los aspectos de nuestra vida, esta interrelación está avanzando de tal manera, que lo analógico, lo digital y lo orgánico, están empezando a integrarse en una realidad dominada por robots y dispositivos conectados entre sí y con los seres humanos.

Según Klaus Schwab, creador y director del Foro Económico Mundial, estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará en lo fundamental la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes, en su escala, alcance y complejidad.

El término “revolución industrial” se refiere a un proceso de transformación económica y social, generalmente detonado por uno o varios avances tecnológicos. Así como en el siglo XVIII fue la máquina de vapor, en el XXI serán los robots los que marquen la pauta de una transformación radical, que cambiará el mundo tal como lo conocemos, los economistas le han llamado la Cuarta Revolución Industrial (CRI).  

La CRI, no se define exclusivamente por un conjunto de tecnologías emergentes, sino por la transición hacia nuevos sistemas, que están sustentados en la infraestructura de la revolución digital (la tercera).

La cuarta versión de las revoluciones industriales, acarrea la transformación de la humanidad, debido a la convergencia de los sistemas digitales, físicos y biológicos que la protagonizan, lo que afectará no sólo las relaciones laborales y sociales, sino la forma en que vivimos y habitamos nuestro planeta, y está iniciando ahora en la segunda década del siglo XXI.

Durante la edición 2016 del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) que se lleva cada año en Davos, Suiza, se trató el tema de los desafíos de la Cuarta Revolución Industrial.

Según apunta Klaus Schwab hay tres razones por las que las transformaciones actuales no representan una prolongación de la tercera revolución industrial, sino la llegada de una distinta: la velocidad, el alcance y el impacto en los sistemas.  

La velocidad en que avanza la tecnología, no tiene precedentes en la historia y está interfiriendo en casi todas las industrias de todos los países.

¿Pero cómo nos afectaría en la industria de la construcción? Tal vez el primer impulso es pensar sólo en la manufactura, en cómo se construirían los edificios, pero en realidad afecta toda la cadena de valor; la tecnología facilita el cambio e intercambio entre usuarios, empresas y mercados.

Debemos empezar por cómo se diseñarían los edificios e inclusive las ciudades del futuro. La personalización o “customization” de los proyectos, con la intervención el usuario en todas sus fases, será algo común, sin importar su nivel económico o social.  

El modelo de negocio actual, donde construyen 500 casas idénticas y luego a ver quién se le venden, quedará obsoleto en pocos años; y de hecho ya lo es, si pensamos en las más de 100 mil viviendas recientes, que están abandonadas o deshabitadas en México, ya sea por haberse construido en lugares inadecuados o simplemente por no cumplir con las expectativas y necesidades de los usuarios.  

Lejos de ser una pesadilla para los desarrolladores, la flexibilidad o personalización masiva de los proyectos, será más fácil con herramientas como la realidad aumentada, la simulación y el BIM (Building Information Modeling).  

Hasta el día de hoy en algunos países como México, se construye todavía como hace 4,000 años, levantando paredes pegando bloque por bloque de forma manual; el proceso de construcción también se optimizará, por ejemplo, con los sistemas de impresión en 3D, la prefabricación de elementos constructivos, la colaboración entre humanos y robots y la utilización de realidad aumentada en el proceso de construcción, ya no será necesario construir grandes volúmenes en serie para tener costos aceptables.

Esto también alarga la cadena de valor, ya que después de vender un producto, se seguirían facturando otros servicios y productos. Por ejemplo, se podría vender una casa personalizada de alta calidad a un precio muy económico, a cambio de contratar el servicio de mantenimiento y operación y actualización por los siguientes 20 años, o permitir seguimiento de datos para optimizar procesos y diseños de la empresa.

Para concluir

Las personas serán centrales en la nueva Revolución Industrial, el usuario ahora es un súper usuario, tiene mucha información a su alcance, podrá comparar decidir y escoger solo lo que le parece mejor.

Pero también tendrá que cambiar el modelo clásico de trabajo, además de requerir de perfiles distintos, exigirá otras dinámicas, otros horarios y distintas prioridades. Esto necesariamente obliga a cambiar el modelo de enseñanza y aprendizaje, así como los conocimientos que contienen los planes de estudio de las carreras universitarias

Las empresas de todos los tamaños, también tendrán que adaptarse rápidamente manteniendo una “startup mentality”, creando nuevos mercados, acelerando nuevas implementaciones, probar rápidamente lo que funciona y lo que no funciona, nadie puede quedarse parado.  

Los participantes del Foro Económico concluyeron que “la cuarta revolución industrial tendrá implicaciones masivas para la sociedad, el empleo, la desigualdad, la privacidad y el control cooperativo”.  Sin embargo, también advierten que ciertas élites podrían “capturar todos los beneficios de los cambios, mientras que la clase media sería todavía más golpeada por la pérdida de los puestos de trabajo y la seguridad de empleo”.

Sin embargo, como se señaló anteriormente, los cambios tecnológicos abren siempre nuevos espacios. Un ejemplo podría ser la impresión 3D, que tiene la posibilidad de emancipar la producción posibilitando al mismo tiempo un futuro basado en la creatividad del productor y no en el mero consumo de mercancías fabricadas en masa.

Lecturas recomendadas

Scwab, Klaus. La Cuarta Revolución Industrial (Spanish Edition). Penguin Random House Grupo Editorial España, 2016. Edición de Kindle. ISBN: 978-84-9992-699-5.

Aaron Tauss, Hacia la fábrica 4.0? Reflexiones sobre la “Cuarta Revolución Industrial” y el futuro del capitalismo. Consultado en internet: www.academia.edu

World Economic Forum. La Cuarta Revolución Industria. Video consultado en internet: www.youtu.be/-OiaE6l8ysg.





Por: José Manuel Ochoa de la Torre 
Departamento de Arquitectura y Diseño, Universidad de Sonora
jmochoa@arq.uson.mx  

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *