(662) 213 6926 / (044) 6622 00 00 72 dirección@urbecapital.com.mx

CORRUPCIÓN Y BUROCRACIA, ENTRE LOS FACTORES QUE LLEVAN AL FRACASO EMPRESARIAL

CORRUPCIÓN Y BUROCRACIA, ENTRE LOS FACTORES QUE LLEVAN AL FRACASO EMPRESARIAL
  • The Failure Institute, presentó recomendaciones de política pública a la luz del fracaso empresarial
  • En México, el 75% de los negocios cierra después de cumplir dos años de operaciones (INEGI, 2013)
  • Con la modificación a la Ley de Reemprendimiento se espera que el cierre de empresas sea más ágil, rápido y sin costo

Abrir y cerrar una empresa de manera legal es de lo más complicado que enfrentan los emprendedores, por eso, la aprobación del Senado para reformar la Ley General de Sociedades Mercantiles, conocida como la Ley de Reemprendimiento, es un gran paso que ayudará a las Pymes a cerrar negocios de manera más ágil, reducir el tiempo, e incluso eliminar los 40 mil pesos que  anteriormente se tenían que pagar para disolver un negocio, todo ello les permitirá cerrar un ciclo y seguir adelante, así lo comentó Leticia Gasca, Directora de The Failure Institute.

“Tomar la decisión de emprender un negocio es una aventura de la cual se aprenden muchas cosas, sobretodo, cuando se fracasa, pues el fracaso es la mejor experiencia para aprender”, agregó Gasca.

Comentó que la aprobación en el Senado de la República para agilizar el cierre de empresas junto con la aprobación de la Comisión de Economía, de la Cámara de Diputados, para incrementar dos mil 259 millones 154 mil 663 el presupuesto para emprendedores, son pasos de vital importancia para motivar al emprendimiento en un momento que se requiere generar empleo y  recursos.

Los cambios son relevantes ya que The Failure Institute presentó en la Cámara de Diputados, un estudio donde revela que los principales factores que llevan a fracasar a los emprendedores mexicanos son la corrupción, tramitología y pago de impuestos. Y cuando esto sucede, sigue el viacrucis del cierre de las empresas, porque pueden pasar más de dos años y seguir sin avanzar con la documentación para la conclusión de la PYME como la baja de la sociedad ante el SAT.

Es por ello que junto con el Banco de Desarrollo Corporación Andina de Fomento (CAF), presentaron el documento titulado “Recomendaciones de Política Pública a la luz del fracaso emprendedor”.

El documento, disponible para descarga en thefailureinstitute.com/mexico-research/, describe el impacto que tienen leyes y programas de gobierno en el fracaso de los negocios en México. Algunos de los descubrimientos más relevantes que surgieron tras la investigación son:

  • 35.1% de los encuestados reportan que durante el proceso de realizar trámites gubernamentales para su negocio les ofrecieron atención preferencial a cambio de sobornos, de los cuales 53% declara haber aceptado la propuesta.
  • Clasificando a las empresas en cuatro categorías según su nivel de empleados (menos de 5, entre 6 y 15, entre 16 y 50 y más de 50), vemos un constante aumento en experiencias de corrupción conforme aumenta el número de empleados.
  • Al preguntar sobre si se recurrió a algún tipo de práctica para pagar menos impuestos, 42% responde que sí lo hizo. A su vez, analizando el tipo de prácticas ilegales utilizadas, es posible observar que los emprendedores no son actores pasivos, sino que utilizan prácticas que requieren iniciativa propia, como reportar menos ingresos, comprar facturas o evadir impuestos simplemente no dándose de alta ante Hacienda.
  • Dos de cada tres de los encuestados reportan tener que contratar algún tipo de asesoría o apoyo para cumplir con todas las obligaciones, lo puede llegar a representar un cargo importante para un proyecto que apenas va naciendo. Es decir, el costo de la ineficiencia de los trámites afecta, ya sea por tasas de corrupción, o por la necesidad de contratar a un tercero para dar seguimiento a ellos.
  • Dentro de los trámites solicitados a una empresa, el pago de impuestos y cuotas al IMSS, INFONAVIT y otros se presenta a los ojos del emprendedor como una carga que afecta negativamente a su negocio y limita sus posibilidades de inversión y márgenes de ganancia.
  • Inclusive al cierre de la empresa, los trámites aquejan al microempresario. 1 de cada 4 personas que contestaron la encuesta reportan no haber concluido sus trámites para la conclusión de la PyME. Entre los que destacan como los más difíciles están la baja de la sociedad en el SAT y el proceso de liquidación y cierre de contratos. Con esto, desde el principio hasta el fin de un proyecto las ineficiencias en los trámites atacan la sobrevivencia de las empresas.
  • En lo que respecta a los apoyos gubernamentales, los resultados del estudio reflejan una falta de información y de canales de comunicación efectivos para la difusión de los proyectos ofertados y los requisitos para acceder a ellos. El 67% de los participantes afirma haber leído alguna de las convocatorias lanzadas con el gobierno y sólo el 18% del total de los encuestados considera que las convocatorias son accesibles para cualquier tipo de empresario. Del total de los participantes encuestados, únicamente el 23% ha accedido a programas de gobierno. Las razones de 77% restante que no accedió a ellos varían desde la falta de interés por participar en programas de gobierno, la falta de información hasta aquellos emprendedores que aplicaron y no fueron seleccionados. Aún cuando estas posibilidades se presentan en distintas proporciones, haciendo referencia a la oferta y demanda de programas el 69% considera que los programas no responden a las necesidades de su empresa.

Recomendaciones para el sector público

  • Cambios o adaptaciones a la “Ley del Fracaso”: La Ley General de Sociedades Mercantiles requiere de modificaciones sustanciales que permitan eficientar el proceso de cerrar  negocios en el país. Limitar el número de trámites y minimizar los costos al cierre, reducirá la resistencia del empresario a reportar el verdadero estatus de su empresa.
  • Manual de cierres de negocios: La creación de un manual sencillo, claro y descriptivo de los procedimientos a seguir para cerrar legalmente una empresa, generará un mayor apego a los procedimientos y leyes que un cierre formal demanda. Esta clasificación debe estar estructurada de acuerdo con el tamaño del negocio.
  • Transparentar la cifra de  negocios que fracasan en México: Así como  es posible accesar fácilmente a las bases de datos abiertos sobre la cantidad de negocios existentes en el país, un reporte certero y transparente sobre los cierres de negocios debe generarse por parte del gobierno mexicano. Este acto refleja transparencia y apertura, a la vez que permite entender el ciclo de vida de los negocios en México y diseñar mejores políticas y programas de apoyo al emprendedor.
  • Simplificación de trámites empresariales: El nivel de trámites que mes con mes se solicitan al empresario, podrían ser reducidos significativamente si se consolidara una mayor coordinación interinstitucional. Si las instancias gubernamentales homologan bases e información se podrían retroalimentar con los diversos aportes que las empresas comparten en cada requisito. Asimismo, la generación y aplicación de formularios web para obtención de licencias o permisos aceleraría los procesos y reduciría los espacios de corrupción, como ya se ha demostrado en otros países. En esta misma línea, la desintegración del monopolio de la fe pública, no solo reduciría tiempos, sino sobre todo costos.
  • Mejorar la difusión de contenidos gubernamentales relevantes para los negocios: Las distintas instancias gubernamentales vinculadas al emprendimiento deben profesionalizarse en su creación y difusión de contenidos para expandir su alcance. Las ofertas de programas y difusión de buenas prácticas permiten romper el distanciamiento entre el gobierno y la empresa. Asimismo, instancias de gobierno  vinculadas con las MIPYMES como el SAT y el IMSS, tienen planes de acción y alternativas para que el empresario no opte por un cierre del negocio cuando no tiene los recursos para efectuar los pagos que por ley le corresponden. Difundirlas permite acercar la información a más usuarios y romper la barrera del miedo para negociar con el gobierno.
  • Evaluación y rediseño de prácticas en el INADEM: Una actualización de la plataforma con modificaciones orientadas a mejorar la experiencia del usuario, permitirían el acceso a la información de un modo más ágil y simple. Este hecho podría resolver la percepción de que la oferta de programas no satisface la demanda de los empresarios. Una vez liberadas las convocatorias, el tema del coyotaje de recursos es uno de los mayores focos rojos en referencia a los programas que ofrece. Eliminar los espacios para el coyotaje de recursos conlleva a una mayor competencia y sobretodo transparencia en la asignación de recursos.

La presentación del estudio coincide con la discusión en el Senado de la República en torno a las modificaciones a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que de aprobarse permitirán realizar en línea los trámites para cerrar un negocio, mientras éste no esté en litigio y la sociedad esté conformada por personas físicas.

¿Por qué estudiar el emprendimiento a la luz del fracaso?

Cuando se habla de negocios y emprendimiento, la investigación y el análisis suele concentrarse en los caso de éxito, desestimando el valor informativo que pueden aportar los negocios que han fracasado. Ejemplo de ello es que, si se necesitan datos sobre la cantidad de negocios en México, basta con acceder a la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas para encontrar que en México hay un total de 4,048,543 empresas (ENAPROCE, 2015); pero, por otro lado, si se requiriese conocer el número de empresas que cerraron en el 2016 en el país, no existe una encuesta, reporte o documento de acceso abierto en el cual se pueda encontrar dicha información.

Es fácil olvidar que un nuevo emprendimiento tiene más probabilidades de fracasar que de tener éxito. En México, el 75% de los negocios cierra después de cumplir dos años de operaciones (INEGI, 2013), y el proceso de cierre, confirme indica la ley, dura en promedio dos años y cuesta 40,000 pesos

Contacto de prensa:
Lic. Esther Arzate
Ak Comunicación 
556588 8830 ext. 102

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *