(662) 213 6926 / (044) 6622 00 00 72 dirección@urbecapital.com.mx

¡QUE PENA! Canadá y EU presionan a México en TLCAN por los bajos salarios; así no podemos competir, dicen.

¡QUE PENA! Canadá y EU presionan a México en TLCAN por los bajos salarios; así no podemos competir, dicen.

¡QUE PENA!

Canadá y EU presionan a México en TLCAN por los bajos salarios; así no podemos competir, dicen.

¿Cómo es posible, que México no quiera que sus trabajadores tengan salarios cercanos o equiparables a lo de los asociados en TLCAN?, los empresarios, la población en general así lo espera y por muchos años ha sido una de las demandas más repetidas.

En las últimas mesas en la jornada primera del TLCAN en Washington, tres temas estuvieron sobre la mesa: las reglas de origen, la resolución de conflictos y los salarios. Para la Unifor, uno de los principales sindicatos de Canadá, que incluye a las industrias automotriz, energética y de telecomunicaciones, los bajos salarios en México provoca el cierre de empresas. “El problema de México es que sus negociadores se niegan a revisar los salarios, son tan bajos que no podemos competir”, dijo Jerry Díaz, líder sindical.

No sólo Canadá está interesado en el tema de los salarios en México, el pasado 7 de agosto, Bloomberg aseguró que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría lograr que en las renegociaciones del TLCAN los trabajadores mexicanos obtengan un aumento salarial para evitar que las empresas estadounidenses se trasladen a México, donde los trabajadores ganan la cuarta parte de los salarios de sus pares de Estados Unidos.

Fuente: Redacción / Sin Embargo

 

El Constructor.Cuando compitamos de igual a igual, poniendo en la mesa no los salarios bajos, e incentivos exagerados, más bien la preparación técnica y profesional de nuestros trabajadores y profesionistas mexicanos será muy diferente y por seguro, no dejaremos de recibir inversiones, pocas a lo mejor pero  de calidad y no lo que sucede ahora a granel, creando demandas de servicios y vivienda en volúmenes que no se pueden responder con cabalidad y se da una anarquía urbana e inseguridad en nuestras ciudades en donde se asientan. Ya no más el patio trasero.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *